Gerardo Domínguez vuelve a las carreras tras un periplo de lesiones

0 55

Gerardo Domínguez hace balance sobre el tormentoso camino por el que ha pasado desde marzo de 2020. Además, analiza su victoria en la media maratón Fundación Puertos de Las Palmas y nos cuenta cuál es la rutina de un corredor

 

Su estado de forma antes del Estado de Alarma

En aquel entonces gozaba de un estado de forma que nunca antes había alcanzado. El 8 de marzo de 2020 participé con la selección canaria en el Campeonato de España de campo a través en Zaragoza. Esta fue mi última competición. El 19 de marzo de 2020 iba a participar en los 10 kms villa de Laredo, donde pretendía conseguir mi mejor marca en 10 kms. Finalmente se canceló por el estado de alarma.

Su pequeña rutina durante el confinamiento

Durante ese tiempo obviamente no podíamos salir a correr. Unos amigos me prestaron un rodillo para la bicicleta. Subí la bicicleta de montaña a la azotea y allí hacía unos 20 minutos casi a diario. En mayo, finalmente nos permiten salir a hacer deporte. Después de tanto tiempo sin correr, el primer día hice 5 o 6 kilómetros. Todo fue bien. Al día siguiente repetí la rutina y sufrí la primera lesión del periplo de lesiones. Una pequeña rotura de fibras en el sóleo izquierdo.

Una lesión tras otra

Tras la lesión, volví a trotar y durante unos meses comencé a progresar rápidamente. No como me habría gustado, pero teniendo en cuenta de dónde veníamos tocaba resignarse y seguir entrenando. En septiembre, sufrí otra microrotura fibrilar del sóleo, esta vez le tocó a la otra pierna. Tuve que volver a parar un tiempo para recuperarme. Gracias a la rutina de los entrenamientos, iba mejorando mi estado de forma.

Hasta que en enero de 2021, un domingo cualquiera, me desperté a las 7 de la mañana con un fuerte dolor en el cuello. Tras varias visitas a urgencias, al hospital y al reumatólogo, concluyen que efectivamente todo está relacionado con un problema cervical que posteriormente desencadenó un bloqueo del hombro. Meses después, ya podía correr sin sentir ningún dolor en el hombro. A partir de ahí, Rubén me elaboró un plan de entrenamiento más llevadero que me ha traído hasta el presente.

Las lesiones, el quebradero de cabeza de los deportistas

Rubén Palomeque, mi entrenador, me hacía de psicólogo deportivo. Cuando encadenas periodos consecutivos de lesiones, la cabeza comienza a conspirar para que abandones. La desmotivación hace que te plantees dejar de correr y, en ocasiones incluso, ni le ves sentido a hacerlo. En nuestro caso el deporte no es un sinónimo de salud. A veces salía a correr y cuando llevaba uno o dos kilómetros me paraba y me volvía a casa. Correr ya no tenía mucho sentido y las ganas habían desaparecido.

Después de la tormenta llega la calma

Con el fin de las restricciones y la vuelta a la nueva normalidad comienzan a aparecer los eventos deportivos y las carreras, lo que nos trae hasta la media maratón Fundación Puertos de Las Palmas. Rubén me diseño un plan de entrenamiento enfocado a la misma, sin pretensiones desmedidas más que el objetivo de afrontarla con garantías de acabarla “bien”.

Todo esfuerzo tiene su recompensa

Mi victoria en la media maratón Fundación Puertos de Las Palmas fue una gran satisfacción para mí. Tras cruzar la línea de meta, la sensación fue de euforia. Con el paso de los minutos, empiezas a ser consciente de lo que has conseguido, no por la victoria en sí, sino por el hecho de ver recompensado todo el tiempo y esfuerzo invertido en la preparación. Nuestro cerebro necesita creer que el esfuerzo ha valido la pena.

En esos instantes el orgullo te embarga y las inseguridades previas a la competición desaparecen. Vuelves a creer en que todavía puedes optar por alguna victoria o al menos conseguir un buen puesto en una competición a pesar de las vicisitudes del camino. Además, esta victoria me ha hecho recuperar la confianza en que todavía tengo algo de mecha que quemar y un estímulo para seguir entrenando y disfrutando de este deporte. Si de paso consigo estar en un podio o hacer una buena marca pues bien venida sea.

Para Gerardo, mejorar siempre es la mejor opción

Mi objetivo en media maratón es intentar batir mi mejor marca de 1:09:46. Esto supondría un trabajo arduo e infructuoso, por lo que me gustaría centrarme más en intentar mejorar mi marca personal de 10 kms y bajar de los 31 minutos.

Vuelta a la rutina deportiva

No tengo una rutina estricta que me obligue a cumplir con ciertos horarios de entrenamiento, simplemente disponer de una hora, una hora y media, 5 días a la semana para salir a correr o hacer algo de gimnasio. Antes de la pandemia solía correr casi todos los días, pero debido al rosario de lesiones, Rubén me ha marcado dos días de descanso a la semana.

Foto: Paqui Ramírez Coruña

También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.